El pasado sábado se celebró un partido amistoso entre Tigres Femenil y el Houston Dash en el Estadio Universitario donde se vio una lamentable imagen por parte de un aficionado.

Al terminar el juego, la futbolista del equipo estadounidense, Sofía Huerta se acercó a atender a los fans pero hubo un hombre que se pasó de listo y cuando la jugadora se tomaba amablemente una ‘selfie’ con él, le tocó los senos.

Esto fue denunciado por la cuenta @futfemenilmx que adjuntó las imágenes y apuntó que Sofía salió muy molesta por esta acción.

Ver artículo completo AQUÍ