La selección de Francia escribió este miércoles la gran historia del Mundial de China de basquetbol al derrotar por 89-79 a la de Estados Unidos, eterna campeona defensora del título y así lograr el pase a semifinales, donde se cruzará con Argentina.

Los estadounidenses simplemente no pudieron superar las deficiencias de ataque con las que llegó al Mundial, debilitada desde las negativas de las grandes estrellas de la NBA. Su rival fue superior en todo momento, especialmente con dos hombres sensacionales: Rudy Gobert, que fue dominante en el juego interior y Evan Fournier, que se encargó de dirigir el ataque. Ambos se combinaron para 43 puntos.

Eso sí, Donovan Mitchell inició inspirado por el lado de Estados Unidos, pero luego el jugador de los Jazz de Utah también se desinfló y se quedó sin anotar en todo el último cuarto, lo que cavó la fosa de los actuales campeones.

Ver artículo completo AQUÍ