El Oracle Arena es la casa de los sueños, donde se diseñaron, crecieron y reinan los Warriors, uno de los mejores equipos de la historia. Allí, al amparo de su público, defenderán este jueves, madrugada del viernes en España la posibilidad de forzar el séptimo partido y obtener su tercer título consecutivo en Toronto. El aspirante estuvo a una canasta de destronarles el lunes en un apasionante quinto duelo. No lo consiguió porque el tiro sobre la bocina de Kyle Lowry, bien defendido por Draymond Green, hizo agua. Pese a todo, los canadienses continúan al mando de la final por 3-2 y mantienen la esperanza de ganar el primer título para un equipo no estadounidense.

Ver artículo completo AQUÍ