Brad Gobright, uno de los escaladores de roca más aclamados del mundo, murió el miércoles después de caerse de una montaña en México.

Gobright, entrépido estadounidense de 31 años, cayó aproximadamente 1 mil pies (30 metros) mientras descendía por el acantilado conocido como “Sendero Luminoso” en El Portero Chico (estado Nuevo León), mientras que su compañero, el escalador Aidan Jacobson (26) sobrevivió después de caer una distancia más corta y aterrizar en un arbusto.

El nativo de California era considerado “uno de los escaladores en solitario libre más exitosos del mundo” y había establecido el récord de velocidad para escalar la famosa “Nose” en el Parque Nacional Yosemite en 2017, según la revista de escalada Rock and Ice.

Después del descenso fatal, Jacobson le dijo a la revista Outside que ambos estaban haciendo rappel simultáneamente, una técnica de escalada en la que usan sus cuerpos para contrarrestar la cuerda cuando la escuchan “estallar”.

Ver artículo completo AQUÍ