Después de la llegada de Kawhi Leonard a Los Ángeles Clippers y de la confirmación de que Kevin Durant abandonó a los Golden State Warriors para irse al otro lado del país y ponerse la camiseta de los Brooklyn Nets, el mercado de fichajes de la NBA dio otro cimbronazo con el arribo de Russell Westbrook a los Houston Rockets de James Harden.

Después de jugar durante 11 temporadas para el Oklahoma City Thunder, Westbrook solicitó irse a otro equipo en el que pudiera mantener las chances de pelear por el título de la NBA. ¿Qué aceleró su salida de la franquicia? El alejamiento de Paul George, que eligió irse a Los Ángeles para jugar en la ciudad que nació y sumarse a los Clippers con Leonard, que dejó a los Toronto Raptors con la condición que el número 13 se sumara a él en el equipo angelino.

Ver artículo completo AQUÍ