La decisión de la NFL de mantener su draft colegial del 23 al 25 de abril próximos, aunque con las restricciones de realizarlo sin la presencia de los aficionados ante las recomendaciones de las autoridades de salud de evitar congregaciones masivas, puede traer otros inconvenientes que no habían sido considerados en un principio.

De acuerdo a Jamison Hensley, de ESPN, entre los equipos ha aparecido una nueva inquietud, que en la inédita edición de este draft virtual, se pueda dar el espionaje informático, tema que especialmente tiene preocupado al entrenador en jefe de los Ravens de Baltimore, John Harbaugh.

En cuestión de días, e incluso horas, muchos equipos de la Liga podrían estar tomando decisiones de gran impacto deportivo con miras al futuro de sus organizaciones, por lo que dicha información sea susceptible a ser vulnerada, cobra relevancia.

La obsesión de Harbaugh con el tema lo ha llevado a estar en constante comunicación con el personal de información tecnológica del equipo, en especial cuando se entera que hay algún potencial riesgo de hackeo.

“Es una gran preocupación”, reconoció Harbaugh en teleconferencia de prensa. “Espero que estemos bien. Realmente no me gustaría que los entrenadores rivales obtengan nuestro libro de jugadas o supieran de las reuniones del draft”, agregó.

Ver artículo completo AQUÍ