Ya tiene 35 años de edad, pero el hombre no da la más diminuta señal de debilidad o declive. LeBron James todavía vive su “prime” como atleta y basquetbolista.

La noche del jueves en el partido que sus Lakers de Los Ángeles perdieron ante los Houston Rockets en el Staples Center (los Rockets ganaron 121-111), LeBron realizó una de las clavadas más vistosas de esta temporada y la mejor de él.

Se jugaba el tercer periodo cuando los Lakers robaron el balón para que su gran líder quedara con la cancha totalmente abierta para poder lucirse. Y así lo hizo con una excepcional elevación.

Aquí está la clavada de LeBron, con un medio molino o “windmill” a dos manos invertido, visto desde distintos ángulos:

Ver artículo completo AQUÍ