Quizás hayas pensado en dejar para después o abandonar completamente la idea de hacer los pagos de tu préstamo estudiantil. Sin embargo, más vale que lo pienses mejor, pues el Departamento de Educación de EEUU podría encontrar algunas formas de obligarte a pagarlos.

Según la ley federal, un préstamo estudiantil se vuelve moroso desde el primer pago que se deja de hacer. En esta etapa, aún tienes tiempo de ponerte al día con el dinero que debes o hacer arreglos para reducir pagos.

Una vez que dejas de pagar tu préstamo estudiantil por 90 días, entonces te reportarán con las principales agencias de crédito, lo que podría reducir tu puntaje crediticio, lo que dificultaría que obtengas nuevas líneas de crédito.

Si un préstamo federal para estudiantes se deja sin pagar durante 270 días, entra en etapa de incumplimiento. Cuando llega a este estado, el saldo completo del préstamo vence inmediatamente y esto le da al gobierno poder casi ilimitado para cobrar el dinero pendiente.

Ver artículo completo AQUÍ