La administración del presidente Donald Trump detuvo a más de 975,000 inmigrantes en la frontera, un incremento del 88 por ciento con respecto al año pasado, reportó el comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), Mark Morgan, quien agradeció a México sus esfuerzos para reducir la inmigración de indocumentados.

En conferencia de prensa en la Casa Blanca, Morgan señaló que en el último mes 52,000 extranjeros fueron detenidos, incluidos los considerados inadmisibles para el país, en septiembre en los distintos puertos de entrada a los Estados Unidos, lo que representa una disminución del 18 por ciento desde agosto, cuando ya se había registrado una reducción tras acuerdos con México.

Mark destacó los esfuerzos del gobierno del presidente Trump para reducir el paso de indocumentados, incluidos los intentos de acuerdos con países del Triángulo Norte de Centroamérica, pero destacó la colaboración con la administracion del presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, el cual –dijo– ha dado “pasos sin precedentes para ayudar a frenar el flujo de inmigración ilegal”, al lograr la detención de 134,000 personas en lo que va de este año calendario, un incremento sustancial si se compara con los 83,000 capturados en 2018.

Ver artículo completo AQUÍ