Alertan por trampa de ICE para separar familias y deportar a inmigrantes durante pandemia de coronavirus

“Mejor entrega a tus hijos, están muy enfermos” de coronavirus, le dijo un agente de inmigración a una madre en un centro de detención en Texas, en lo que es una nueva modalidad para separar familias indocumentadas, según señalan madres inmigrantes y organizaciones.

“El oficial me dijo que entregara mis hijos a un patrocinador, porque se podían morir. Una compañera mía sí entregó al suyo y lueguito fue deportada a Guatemala, y su hijo sigue en Estados Unidos”, dijo la madre de 27 años, oriunda de Ecuador, y quien señaló que en repetidas ocasiones le han hecho esa oferta.

Madres retenidas en centros de detención en Dilley y Karnes (ambos en Texas) y Berks (en Pennsylvania) aseguran que han recibido ofrecimientos de agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para firmar documentos en inglés y en los que acceden a entregar la custodia de sus hijos a tutores en Estados Unidos, en medio del temor que suscita la pandemia del coronavirus.

Organizaciones a favor de los inmigrantes denuncian estas “engañosas” prácticas, por medio de las cuales, y con los hijos en custodia temporal, ICE puede acelerar los trámites de deportación de los padres detenidos.

María, nombre con el que se identificó la madre ecuatoriana, relató a Efe que pasó cerca de siete meses en The South Texas Family Residential Center, en Dilley, junto con sus dos hijos de 6 y 8 años de edad.

Su hijo menor tenía anemia y el mayor un soplo en el pulmón, y constantemente se enfermaban por lo que “imploraba” a los agentes que los dejarán llevar su proceso fuera del centro de detención.

“Recuerdo que mi hijo tenía más de una semana con fiebre. Ya desesperada me acerque a un oficial y le pedí que no nos sacaran más, ya que para ir por sus medicinas teníamos que cruzar un largo tramo bajo la lluvia. Entonces me dijo que mejor entregara mis hijos a un patrocinador”, señaló.

No fue la primera vez que María recibía esa propuesta. En repetidas ocasiones los agentes las congregaban en los comedores para entregarles documentos en inglés, donde les indicaban que si firmaban sus hijos podían estar seguros de la pandemia bajo la custodia de un patrocinador.

Shay Fluharty, abogada de Proyecto Dilley, dijo que las madres en los centros a las que representan se están enfrentando a la “horrible” decisión de retener a sus hijos en un sitio que no consideran seguros para evitar una separación familiar.

Ver artículo completo AQUÍ