El candidato demócrata Julián Castro acompañó este lunes a 12 inmigrantes que pidieron asilo a la Patrulla Fronteriza en la frontera con México. Castro solicitó que no aplicaran a este grupo de inmigrantes el programa “Quédate en México”, ya que entre ellos había miembros de la comunidad LGTBIQ y personas con discapacidad que han sufrido violencia y acoso en el lado mexicano de la frontera.

Castro se encontró en Matamoros, México, con la docena de solicitantes de asilo y sus abogados y los escoltó en el cruce a pie del puente internacional. El propio candidato demócrata de ascendencia latina de dijo a habló con los agentes fronterizos estadounidenses para que dejaran al grupo quedarse en el país hasta que se celebre su audiencia ante un tribunal de inmigración.

Ver artículo completo AQUÍ