Agentes de la Patrulla Fronteriza que durante la madrugada del jueves vigilaban las costas de California detuvieron a ocho inmigrantes indocumentados que lograron llegar a una playa de San Diego a bordo de una lancha de motor.

La embarcación de 19 pies de eslora fue detectada por el radar de la unidad de Operaciones Marítimas y Aéreas (AMO) pasada la medianoche del miércoles cuando se dirigía al muelle de Imperial Beach.

Cuando los agentes fronterizos llegaron a la playa encontraron la lancha vacía con varios salvavidas tirados en la arena y a lo lejos divisaron a seis personas que fueron detenidas de inmediato.

Dos horas más tarde, tras implementar un operativo de búsqueda, al filo de las 2:00 de la mañana del jueves encontraron a otros dos individuos que se escondían en un área residencial de la zona.

Los ochos detenidos, mexicanos de origen, llegaron en la lancha sin documentos migratorios por lo que fueron procesados para su deportación.

Entre los inmigrantes detenidos había un joven de 17 años de edad. Las edades de los demás oscilan entre los 20 y los 45.

Un hombre de 36 años, también indocumentado mexicano, fue identificado como el capitán del bote y podría enfrentar cargos criminales por contrabando de personas.

El sector de San Diego es una de las zonas más utilizadas por los polleros para ingresar al país a inmigrantes sin papeles por la vía marítima y por los narcotraficantes.

Ver artículo completo AQUÍ