Juez ordena liberar a niños inmigrantes por el riesgo de COVID-19

El gobierno de Estados Unidos debe liberar a los niños inmigrantes detenidos en centros de detención familiar del gobierno a más tardar a mediados de julio, debido a la pandemia de coronavirus, dictaminó una jueza federal.

El fallo se refiere a los niños inmigrantes detenidos en los tres centros de detención familiar del país.

El fallo es parte de un esfuerzo continuo para liberar a los inmigrantes detenidos que son particularmente susceptibles al coronavirus debido a los entornos confinados en las instalaciones y la posibilidad de propagación.

En su orden, la jueza Dolly M. Gee, del Tribunal del Distrito Central de California, solicitó la remoción rápida de los niños inmigrantes que se encuentran en los tres centros de detención familiar, que son administrados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y están ubicados en Texas y Pennsylvania.

Los niños deben ser liberados bajo el cuidado de sus padres, si sus padres son liberados por el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Si esa opción no está disponible, ICE debe liberar a los niños a “patrocinadores adecuados disponibles u otros entornos no congregados libres de COVID disponibles” con el consentimiento de sus padres o tutores.