Un análisis elaborado por el Centro para el Cambio Americano (Center for American Progress, CAP) divulgado este martes revela que unos 157,000 dreamers amparados bajo la Acción Diferida de 2012 (DACA) podrían enfrentar procesos de deportación si no renuevan a tiempo sus protecciones y permisos de trabajo.

La advertencia asoma cuatro semanas antes de la celebración de una audiencia en la Corte Suprema de Justicia, programada para el 12 de noviembre, donde los magistrados escucharán los argumentos de los abogados del gobierno, que exigen la cancelación del programa, y de organizaciones que piden mantenerlo vigente, tal y como lo han dispuesto cortes interiores.

DACA fue activado en agosto de 2012 por el entonces presidente, Barack Obama, y ampara temporalmente las deportaciones de unos 700,000 jóvenes que entraron siendo niños a Estados Unidos y se les conoce como dreamers.

El programa fue cancelado por el gobierno de Trump el 5 de septiembre de 2017, pero al menos cuatro cortes federales lo restituyeron a partir de enero del año pasado, fallos que fueron respaldados por dos cortes de apelaciones que le abrieron el camino al gobierno para llegar hasta la Corte Suprema.

Ver artículo completo AQUÍ