Los procesos penales derivados directamente de investigaciones del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) disminuyeron 37.4 % en octubre, en comparación con el año anterior, según un reporte de TRAC (Transactional Records Access Clearinghouse) publicado este miércoles.

En concreto, el Departamento de Justicia informó de que en octubre de 2019 se presentaron 8,315 nuevos procesos judiciales de inmigración, en comparación con los 13,286 de un año antes, un 37.4 % menos.

En su informe, el TRAC observó que la tendencia en los procesamientos referidos por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) no se corresponde con la de los arrestos de la Patrulla Fronteriza a lo largo de la frontera suroeste.

“De hecho, justo cuando las detenciones comenzaron a aumentar bruscamente en marzo de 2019, los enjuiciamientos penales comenzaron a caer. Las remisiones criminales no fueron impulsadas por las tasas de cruce ilegal de fronteras, sino por decisiones políticas que ordenaron a la CBP y fiscales federales que se enfocaran en delitos específicos para el enjuiciamiento federal”, apuntaron.

Esa fue la etapa de la política llamada “tolerancia cero”, impulsada por el hoy ex fiscal general Jeff Sessions, que separó a miles de familias en la frontera sur del país.

Tanto fue así que los enjuiciamientos cayeron después de que Sessions renunciara, según el TRAC.

“Los enjuiciamientos penales de inmigración fuera de los distritos fronterizos del suroeste desde que el presidente Donald Trump asumió el cargo se han mantenido muy por debajo de los niveles de todos menos los últimos dos años de la administración de Barack Obama“, señaló.

Ver artículo completo AQUÍ