El pasado sábado 6 de julio un niño migrante, originario de Guatemala, fue encontrado abrazado del cadáver de su padre después de ser abandonados por un grupo de traficantes de personas.

Cristian, de 11 años de edad, junto a su padre Aroldo, su tío Luis Arturo y su primo Byron Amílcar salieron de Guatemala el 28 de mayo con el objetivo de llegar a la frontera norte de México y cruzar hacia Estados Unidos y buscar a sus familiares.

Ver artículo completo AQUÍ