El gobierno del presidente Donald Trump publicó este lunes en el Registro Federal una nueva regla que elimina el máximo de 30 días que tiene Inmigración para procesar y otorgar autorizaciones de empleo (EAD) a solicitantes de asilo. Además, la propuesta del Gobierno también pone fin a la exigencia enviarles a estas personas el permiso de trabajo renovado 90 días antes de que expire el anterior.

En el anuncio de la medida, USCIS explicó que su objetivo es “mejorar el procesamiento” para otorgar o rechazar la autorización de empleo. La agencia asegura que actualmente el 78% de las solicitudes se resuelven dentro de los primeros 60 días y que, además, “responden” a una orden judicial. Durante el tiempo de resolución los funcionarios migratorios pueden “recibir, examinar y procesar solicitudes”.

Ver artículo completo AQUÍ