El sospechoso de matar 22 personas el pasado fin de semana en un Walmart en El Paso, Texas, confesó a las autoridades que él era el atacante cuando se entregó a la Policía y dijo que su objetivo eran los «mexicanos», según documentos judiciales citados por medios nacionales como The Washington Post y la agencia Associated Press.

Según una declaración jurada presentada este viernes, citada por los diarios, minutos después del tiroteo los agentes del Departamento de Seguridad Pública de Texas que respondían a la escena vieron un auto que se detuvo en una intersección no lejos del supermercado y a un hombre que salía del vehículo con las manos en alto.

Ver artículo completo AQUÍ