El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ordenó este viernes a las Fuerzas Armadas que ayuden a combatir el número récord de incendios forestales que se registran en el país y, especialmente, en la región amazónica.

Mediante un decreto, Bolsonaro autorizó el despliegue de soldados en reservas naturales, tierras indígenas y áreas fronterizas de la región para luchar contra el fuego.

Se trata de la primera medida efectiva adoptada por el gobierno de Bolsonaro, quien esta semana afirmó sin aportar pruebas que las ONG medioambientales podían ser las reponsables de los incendios.

«Las ONG perdieron dinero, están desempleados. ¿Tienen que intentar hacer qué? Tratan de derribarme», aseguró.

Ver artículo completo AQUÍ