Los funcionarios estadounidenses detuvieron a menos inmigrantes en julio que en junio en la frontera con México, un indicador que se ha mantenido descendiendo después de un alza histórica en el mes de mayo, según los datos publicados el jueves por la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP).

En julio se realizaron 71.999 arrestos a lo largo de la frontera sur, lo cual representa un 24% menos que los casi 95.000 realizados en julio y una caída de aproximadamente el 45% del número de arrestos desde mayo, cuyas cifras fueron las más altas en más de una década.

Sin embargo, aunque se reporta lo que parece ser una tendencia a bajar, las cifras actuales están muy por encima de años anteriores. En lo que va de año fiscal 2019 (FY19), que culminará el próximo 30 de septiembre, se han arrestado o no admitido en la frontera a más de 862,000 personas.

Ver artículo completo AQUÍ