Los mercados asiáticos cerraron con varias pérdidas este jueves y las bolsas europeas abrieron con tendencia negativa, después de que Wall Street sufriera una de sus peores caídas del año y entre temores de que se produzca una recesión en Estados Unidos.

La bolsa de Tokio cerró con una fuerte baja de 1,21%, mientras que en Sídney el mercado cayó 2% y la bolsa de Singapur se contrajo otro 1,2 por ciento. Hong Kong, que había iniciado la jornada con fuertes caídas, terminó con un alza de 0,8 por ciento, y la bolsa de Shanghái registró un aumento similar.

Ver artículo completo AQUÍ