El envío de remesas hacia países como El Salvador se ha visto afectado por la pandemia causada por el coronavirus. Un informe del Banco Central de Reserva de El Salvador reportó este viernes una caída del 40% en abril, comparado con el mismo mes del año pasado.

Según el reporte en abril las familias en El Salvador recibieron US$ 287,3 millones, mientras que en ese mismo mes de 2019 la ayuda económica alcanzó US$ 479 millones.

De enero a abril de 2020, el envío de remesas alcanzó US$ 1.600,7 millones, una caída de US$ 173,3 millones o 9,8 %, respecto al mismo período de 2019.

El 95,4% de las remesas que reciben las familias en El Salvador llegan desde Estados Unidos, país que en abril se convirtió en epicentro de la pandemia y que reporta una fuerte caída de empleos.

Sin embargo, el gobierno de El Salvador tiene buenas expectativas para mayo, debido a que varios estados de Estados Unidos han anunciado el inicio de la reapertura de sus economías, incluyendo a California, donde vive la mayor parte de los salvadoreños en ese país.

Las remesas representan un pilar importante de la economía salvadoreña que en 2018 alcanzaron el 20,3% del Producto Interno Bruto, según el Banco Central de Reserva.

Ver artículo completo AQUÍ