El gobierno ruso anunció este lunes que cerrará todas sus fronteras a los ciudadanos extranjeros a partir de esta semana, excepto los residentes permanentes, debido al coronavirus. La medida fue informada a través de un comunicado emitido por el primer ministro Mikhail Mishustin.

La medida, que entrará en vigencia a la medianoche (21.00 GMT del martes) y se aplicará hasta el 1 de mayo, tiene como objetivo proteger la salud pública en Rusia, que hasta ahora ha registrado 93 casos de la enfermedad.

«Para garantizar la seguridad del Estado, defender la salud pública y prevenir la propagación de la infección del coronavirus, el gobierno ruso (…) decidió limitar temporalmente la entrada a la Federación de Rusia a los ciudadanos extranjeros y apátridas», declaró Mishustin a sus colegas, según este comunicado.

Los diplomáticos y los ciudadanos extranjeros residentes de forma permanente en Rusia no se verán afectados por la medida, agregó.

Esta decisión fue anunciada después de que el número de infectados por el nuevo coronavirus ha pasado de 63 el domingo a 93 el lunes en Rusia, la mayoría en la capital. Por primera vez, se han registrado en Moscú personas infectadas en suelo ruso, y no en el extranjero.

Ver artículo completo AQUÍ