Un motor de misil explotó este jueves en una base militar de la Armada de Rusia en Arkhangelsk, provocando un incendio que al momento ha dejado un saldo de dos muertos y 15 heridos. Se trata de un centro de pruebas de proyectiles balísticos nucleares utilizados por la flota de submarinos rusa y el municipio de Severodvinsk reportó una leve suba en los niveles de radiación en la zona.

En un comienzo las agencias rusas habían reportado que el incendio se había producido en un buque de guerra en el puerto de Severodvinsk, aunque luego el Ministerio de Defensa indicó que ocurrió a 30 kilómetros de allí y en tierra, cerca del pueblo de Nyonoska.

Ver artículo completo AQUÍ