Al menos seis personas murieron y tres resultaron heridas este martes en la ciudad de Jersey City, ubicada en el estado de Nueva Jersey, luego de que dos personas con al menos un arma cada una iniciaran tiroteos en dos zonas distintas: un cementerio y cerca de un almacen. Entre los muertos se cuentan un oficial de policía, mientras que otras cinco fueron encontradas en un supermercado kosher: son los dos sospechosos y tres personas más.

La condición de los tres heridos -dos oficiales de policía y un civil- es estable, según informó la fiscalía a cargo de la investigación. Las autoridades no creen que el hecho haya constituido un ataque terrorista.

Los disparos generaron un intercambio de fuego con docenas de oficiales de fuerzas de seguridad que duró más de una hora. Los sospechosos se encontraban atrincherados en el almacén, según consignaron oficiales de policía al New York Times.

Distintos videos del escenario de los hechos fueron publicados en las redes sociales. Uno de ellos muestra como oficiales que portan armas largas ponen a resguardo a un grupo de evacuados. Doce escuelas ubicadas en la zona del tiroteo activó protocolos para asegurar la seguridad de los alumnos, lo mismo que 100 niños en una yeshivá, un centro donde judíos estudian el Antiguo Testamento (Torá). Todos se encuentran a salvo, según consignó AP.

Reportes preliminares indican que el hecho habría comenzado cuando un oficial abordó a uno de los sospechosos debido a su posible conexión con la investigación de un homicidio previo. El hombre habría reaccionado abriendo fuego y matando al policía. Luego, ambos habrían huido en una camioneta y buscado refugio en el supermercado koshed. No obstante, los investigadores no creen que el local haya sido elegido de manera deliberada. Es decir, que no haya sido un crimen de odio.

Ver artículo completo AQUÍ