El renombrado físico británico Stephen Hawking murió este miércoles a los 76 años tras complicaciones derivadas de su largo padecimiento neurológico, la esclerosis lateral amiotrófica, una enfermedad neurodegenerativa progresiva que lo dejó completamente paralizado cuando apenas tenía 21 años.

El destacado científico revolucionó las teorías de la física sobre el cosmos y fue especialmente famoso por su trabajo sobre los agujeros negros en el universo.

Ver articulo completo AQUI