Un gran jurado del condado de Franklin acusó a cuatro personas por el delito de tráfico humano y prostitución de mujeres en Columbus.

Curtis Deshane Gossett, de 59 años, Stacy Anne Rockney, de 44 años, Christina Blair Austin, de 28, y Jeffery Martin Bagley, de 37, enfrentan cargos,  incluyen involucrarse en un patrón de actividad corrupta con la pérdida de propiedades, tráfico de personas – actos sexuales comerciales, prostitución compulsiva, promoción de la prostitución y lavado de dinero.

Una quinta persona, Brooke Michelle Adkins, de 26 años, fue acusada de posesión de heroína y posesión agravada de drogas.

Según el fiscal del condado de Franklin, Ron O’Brien, el cabecilla, Gossett, reclutó mujeres sin hogar adictas a la heroína.

«Gossett ofreció un lugar cálido para vivir y un suministro heroína a diario a cambio de dinero obtenido de actividades de prostitución, con el fin de beneficiarse personalmente financieramente», dijo O’Brien.