La policía de Hilliard dijo que incautó este jueves suficiente fentanilo para matar a unas 9,000 personas.

Las autoridades encontraron las drogas en una casa del este de Columbus, junto con dos rifles cargados, agujas y marihuana. Todo se encontró cerca de dos niños, ambos menores de cinco años.

Sus padres, Alexis Hennen y Anthony Taylor, están en la cárcel del condado de Franklin acusados de posesión de drogas.

Ver artículo completo AQUÍ