Dion Green, su prometida y su padre salieron a tomar una copa. Estaban en la zona de bares de Dayton, Ohio, cuando vio a un hombre con una máscara puesta. A los pocos segundos escuchó disparos.

En una entrevista exclusiva a CNN, Green contó que sigue pensando que esto “no es real”, pero es tan real como ver a su padre morir en sus brazos.

“Le dije: ‘Levántate, estamos a punto de irnos’. Entonces, sostengo a mi papá, le hablo como, ‘Vamos, vámonos’”, contó. Su padre no se movía. El hombre de 57 años jadeó su último aliento.

Green, de 37 años, lo revisó en busca de heridas y no encontraba sangre, después la sintió.

“No vi sangre en el área del cuerpo”, dijo Green. “Tan pronto como me acerco a él, lo agarro y miro detrás de su cabeza, y veo que la sangre viene de ambos lados de su cabeza”.

Green entendió entonces que su padre estaba agonizando.

“Esa fue mi última oportunidad de hablar realmente con él”, expresó. “Seguía diciéndole: ‘Te amo, levántate, levántate’”.

Su padre no reaccionaba, tenía la mirada al cielo, con los ojos abiertos, apenas respiraba.

“Luego no se movió más”, dijo Green. “Y simplemente me recosté sobre su cuerpo y me recosté sobre él”.