El estado de Nueva York comenzó un proceso para convertir varias iglesias en centros de pruebas temporales gratuitas de COVID-19 y anticuerpos, enfocados principalmente en las comunidades más impactadas por la pandemia.

La nueva iniciativa en asociación con Northwell Health, el sistema de salud más grande del Estado, busca expandir más pruebas en las comunidades de bajos ingresos y minoritarias, así lo dio a conocer el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo.

“Northewell va a proveer las pruebas en las iglesias y en estas comunidades”, dijo el gobernador. “Debemos abordar las disparidades raciales de esta pandemia y abrigar las necesidades de estas comunidades. Las comunidades de color han sido impactadas desproporcionada e injustamente por esta pandemia”.

Ver artículo completo AQUÍ