Durante la Misa celebrada este martes 11 de junio en la Casa Santa Marta, el Papa Francisco recordó que “la salvación no se compra” sino que Dios “nos la da gratuitamente”.

En su homilía, el Santo Padre reflexionó en el pasaje del Evangelio de San Mateo de la liturgia del día que indica la importancia de la gratuidad: “Gratis lo recibisteis; dadlo gratis”.

Ver artículo completo AQUÍ