Según el portal bbmundo, la vasectomía sin bisturí tiene una recuperación más rápida que una cirugía estándar. Puede aplicarse en hombres que ya son padres y no quieren tener más hijos, al igual que aquellos hombres que no quieren ser padres.

La aplicación de este método anticonceptivo masculino consiste en una operación sencilla usando anestesia local para luego punzar la piel que se encuentra en la zona del escroto, por encima del sitio donde se ubican los testículos.

De esta forma se cortan los diferentes conductos por donde circulan los espermatozoides, impidiendo su paso. Su grado de efectividad es de un 99% y la recuperación es mucho más rápida.

Luego de la intervención

Después de la intervención se debe poner una bolsa con hielo en la zona, aplicándola cada 30 minutos, luego dejar descansar otros 30 y así sucesivamente. Esto se debe hacer por lo menos 4 veces al día.

Luego se debe cambiar la gasa y usar suspensorio durante, por lo menos, 7 días. No se debe realizar ningún tipo de esfuerzo físico, que van desde cargar objetos pesados a practicar actividades deportivas.

Ver artículo completo AQUÍ