La cantidad de adolescentes de la ciudad de Nueva York que dicen haber consumido heroína se ha cuadruplicado en las últimas dos décadas, según los nuevos datos divulgados por el Departamento de Salud.

4% de los estudiantes de secundaria encuestados en 2017 informaron haber usado el potente opioide al menos una vez en su vida.

Eso es cuatro veces el porcentaje que informó haberlo consumido en 1999. Y duplica el promedio nacional actual del 2%, destacó New York Post.

Las autoridades dicen que están invirtiendo mucho para detener las crecientes tasas de adicción a la heroína entre los neoyorquinos más jóvenes.

A pesar de ese esfuerzo, el recuento más reciente representa un aumento de 33% en comparación con sólo dos años antes: en 2015, 3% de los estudiantes de secundaria dijo que se había inyectado heroína.

El aumento es preocupante porque la heroína opioide, procesada a partir de la morfina, es una de las drogas más adictivas del mundo, dicen las autoridades.

El análisis de la ciudad se produce cuando el Departamento de Salud del estado acaba de aprobar las reglas de emergencia para ampliar el número de programas de intercambio de agujas para adictos en medio de una epidemia de opioides, con miras a detener la propagación de infecciones transmitidas por la sangre, como el VIH y la hepatitis C.

Ver artículo completo AQUÍ