Así resumió, en pocas palabras, la doctora Jessica Sims, voluntaria de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA) y miembro ex-officio de la Junta de dicha asociación, el tema del vapeo y de los cigarros electrónicos, en particular aquellos con sabor.

“La industria de los cigarros electrónicos es una industria multimillonaria y sus productos son altamente adictivos”, señaló la experta en entrevista con este diario. Sims indicó que, contrariamente a lo que muchos creen, estos dispositivos tienen una alta concentración de nicotina. “Menos de un mililitro del líquido que utilizan contiene 58 miligramos de nicotina o el equivalente a un paquete de cigarros”, indicó.

Los cigarros electrónicos y el vapeo hicieron su aparición alrededor de 10 años atrás, pero su uso se incrementó en los últimos 4 o 5 años. Al ofrecer opciones de cigarros con sabores a frutas, dulces y golosinas, la industria ha atraído a adolescentes e incluso a niños que, muchas sin saberlo, desarrollan de este modo una alta adicción a la nicotina. En 2017, se registró un aumento del 78% de adolescentes fumadores.

Ver artículo completo AQUÍ