Una visita de rutina al médico generalmente implica una medición de la frecuencia cardíaca en reposo, pero tales mediciones rara vez son tenidas en cuenta a menos que se desvíen significativamente de un rango “normal” establecido por estudios a nivel de población. Sin embargo, los dispositivos portátiles que controlan la frecuencia cardíaca ahora brindan la oportunidad de controlar continuamente la frecuencia cardíaca a lo largo del tiempo e identificar las frecuencias cardíacas normales en reposo a nivel individual.

En el estudio más grande de este tipo hasta la fecha, Quer y sus colegas analizaron retrospectivamente datos de frecuencia cardíaca desidentificados de dispositivos portátiles usados por una mediana de 320 días por 92,457 personas de todo Estados Unidos. Se recopilaron datos de frecuencia cardíaca de casi 33 millones de días en total. Los investigadores utilizaron los datos para examinar las variaciones en la frecuencia cardíaca en reposo para las personas a lo largo del tiempo, así como entre personas con diferentes características.

La frecuencia cardíaca en reposo normal de una persona es bastante constante con el tiempo, pero puede variar en hasta 70 latidos por minuto, según el análisis del mayor conjunto de datos de frecuencia cardíaca en reposo diaria jamás recopilada. El investigador Giorgio Quer, del Scripps Research Translational Institute de La Jolla, y sus colegas presentan estos hallazgos en la revista de acceso abierto PLOS ONE.

El análisis mostró que la frecuencia cardíaca media diaria en reposo de una persona puede diferir en hasta 70 latidos por minuto de la frecuencia normal de otra persona. En conjunto, la edad, el sexo, el índice de masa corporal (IMC) y la duración diaria promedio del sueño representaron menos del 10% de la variación observada entre individuos.

Los autores también observaron una pequeña tendencia estacional en la frecuencia cardíaca en reposo, con valores ligeramente más altos observados en enero y valores ligeramente más bajos en julio. Los investigadores también descubrieron que algunas personas pueden experimentar ocasionalmente breves períodos cuando su frecuencia cardíaca en reposo difiere en 10 o más latidos por minuto de su rango normal.

Ver artículo completo AQUÍ