Esta sencilla bebida logrará cambiar la manera en que comienzas el día, es un excelente remedio para aquellos que tienen problemas digestivos constantes, inflamación, gases, colitis y distensión abdominal.

El licuado de papaya y avena, ofrece grandes beneficios para el correcto funcionamiento de tu organismo. La papaya es una fruta acuosa y de muy pocas calorías, es una rica fuente de antioxidantes, vitaminas, minerales y enzimas digestivas; mientras que la avena es un cereal muy completo alto en proteínas y fibra. La unión de estos poderosos ingredientes trae enormes beneficios:

  1. Alivia eficazmente la inflamación
  2. Regula el sistema digestivo
  3. Equilibra el sistema nervioso
  4. Fortalece los músculos
  5. Controla los niveles de glucosa
  6. Combate el estreñimiento
  7. Baja el colesterol

Ver artículo completo AQUÍ