Hace unos días en la JAMA Internal Medicine, se publicaron los resultados de un estudio realizado por los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos, los cuales descubrieron que dormirse con la televisión encendida o con luces podrían hacer que subas de peso.

Dale Sandler, quien fue el autor principal de dicho estudio, explicó que ambas acciones puede “confundir” al metabolismo y provocar aumento de peso e incluso, obesidad, y aunque no es una prueba como tal, refuerza la idea de que demasiada exposición a la luz en la noche puede poner en riesgo a la salud.

Ver artículo completo AQUÍ