Cuando estamos sanos, creemos que nunca nada podrá pasarnos; que las enfermedades y los accidentes solo les ocurren a los demás. Pero en el fondo sabemos que, en cualquier momento y de manera inesperada, podríamos lastimarnos y necesitar servicios médicos.

Pagar por cobertura médica no solo es una medida preventiva inteligente que nos protege y protege a nuestros seres queridos, sino que también es financieramente conveniente. Cuando pagas cobertura cada mes, tienes la tranquilidad de que una enfermedad o un accidente inesperado no te dejarán en la calle. En la actualidad, las deudas por servicios médicos son la primera causa de bancarrota de los estadounidenses. Se estima que alrededor del 62% de las bancarrotas en el país fueron causadas por cuentas médicas.

A partir del 1 de enero de 2020, habrá un nuevo motivo para comprar seguro médico. En menos de un mes, entrará nuevamente en vigencia el mandato de seguro médico en California. Esto significa que todos los californianos deberán obtener cobertura médica. Aquellos que opten por no hacerlo, deberán abonar una multa cuando hagan su declaración de impuestos en 2021.

“La fecha de vencimiento para inscribirse en un seguro médico es el 31 de enero de 2020, y quizás para esa fecha mucha gente todavía no se dé cuenta de que ahora volverá a ser obligatorio hacerlo. Para cuando llegue abril y tengan que pagar una multa junto a sus impuestos es demasiado tarde”, explicó Yurina Melara, portavoz de Covered California .

Ver artículo completo AQUÍ