La dieta Mediterránea es una valiosa herencia cultural que va mucho más allá de un simple plan de alimentación, representa un estilo de vida con innumerables propiedades benéficas para la salud, principalmente reduce en un 30% el riesgo de infarto miocardio, reduce los niveles de colesterol, glucosa y aporta nutrición para cabello, uñas y piel.

Ver artículo completo AQUÍ