Si pudieras retrasar la menopausia, ¿lo harías?

Es algo que parece tan improbable que, seguramente, pocas mujeres se hagan esta pregunta. Pero, ahora, la clínica inglesa ProFam la pone sobre la mesa con un tratamiento que, según asegura, puede postergar la menopausia hasta 20 años.

Lo consiguen extirpando tejido ovárico para congelarlo y reimplantarlo cuando la paciente entre en esa etapa de la vida que muchas temen y que suele ocurrir después de los 45 años.

La menopausia llega cuando los ovarios dejan de generar estrógeno y progesterona. Este injerto hace que continúen con la producción de estas hormonas sexuales femeninas.

Así, la mujer sigue ovulando y teniendo periodos durante el tiempo que el injerto funcione, que suele rondar los siete años, según le explicó a BBC Mundo Simon Fishel, uno de los fundadores de la clínica y médico pionero en la fertilización in vitro.

La técnica no es nueva, como él mismo admite: se viene utilizando desde hace años para preservar la fertilidad femenina. Lo que resulta novedoso es el nuevo uso que le ha dado ProFam: evitar la menopausia.

Ver artículo completo AQUÍ