Se acercan las celebraciones de finales de año y con ello empiezan las coposas cenas familiares.

Y con todo ello, también la preocupación por no agarrar kilos de más que luego nos hagan buscar dietas milagrosas.

Pero en realidad, el proceso para comer y disfrutar de las fiestas sin preocupaciones podría ser mucho más sencillo e incluso menos restrictivo.

Así lo creen Evelyn Tribole y Elyse Resch, dos dietistas estadounidenses que en 1995 lanzaron el concepto de alimentación intuitiva.

La fórmula que propusieron es muy sencilla: comer cuando apetezca, parar cuando estés lleno y no pagar los desamores o el estrés con un atracón de helado o una cadena de comida rápida.

Ver artículo completo AQUÍ