La época del «dejar hacer, dejar pasar» que han disfrutado las grandes empresas tecnológicas en Estados Unidos parece acercarse a su ocaso.

El número de investigaciones sobre las prácticas empresariales de los gigantes de Silicon Valley ha ido creciente de forma evidente en los últimos tiempos, según surgen más elementos que sugieren que la posibilidad de que sean objeto de nuevas regulaciones es real.

Este lunes, los fiscales generales de 50 estados y territorios de Estados Unidos anunciaron el inicio de una investigación en torno al dominio que ejerce Google en el mercado de la publicidad en internet.

La inédita coalición en la que participan 48 estados de ese país junto a Puerto Rico y el capitalino Distrito de Columbia- advierte sobre el riesgo de que el poderoso buscador esté convirtiéndose en una amenaza para su competencia y para los consumidores.

Ver artículo completo AQUÍ