Una nueva forma de atacar a los teléfonos móviles ha sido descubierta recientemente y su relevancia es mucha, pues no distingue entre Andorid o iOS, sino que puede dañar a cualquier dispositivo, ya que el problema se encuentra en las tarjetas SIM.

La firma de ciberseguridad internacional Adaptive Mobile Security fue quien descubrió esta vulnerabilidad a la cual han llamado Simjacker y apunta que como no se trata de un asunto de plataformas o sistemas operativos, sino de tarjetas SIM, el alcance es enorme.

Desde las compañía se piensa que la falla ha sido explotada durante al menos los últimos dos años con fines de vigilancia y lo peor es que los usuarios no pueden hacer nada para solventar la situación, ya que es algo que únicamente las operadoras pueden solucionar.

Ver artículo completo AQUÍ