Con el pasar de los años, los fabricantes de autos han perfeccionado aquellos problemas mecánicos que impedía que un auto llegara o rebasara las 100,000 millas.

Aún así, un motor sigue requiriendo de muchos cuidados y de un mantenimiento constante para prevenir daños irreparables.

Cambiar el aceite de motor cuando el manual del fabricante lo especifica es una de muchas cosas que harán que tu auto viva muchos años, además de que sin el líquido lubricante la vida de tu auto terminará más pronto de lo esperado, sin importar que tan moderno sea.

Ejemplos como éste nos ayuda a entender la gravedad de ciertas prácticas que creíamos inofensivas y que en realidad matan lentamente a nuestro auto.

Ver artículo completo AQUÍ