Los baches, topes, piedras e incluso el paso del tiempo y el uso que se le de a los autos, provocan que comiencen a surgir ruidos extraños en la suspensión y por lo tanto la experiencia de manejo sea menos placentera y el auto tenga menos adherencia al suelo.

Todos los golpes que reciben las llantas al circular en un terreno difícil afectan directamente a la suspensión, provocando un deterioro de las piezas y en determinado plazo su avería por completo.

Es importante saber identificar el origen de los ruidos de la suspensión y aquí te decimos qué hacer de acuerdo con José Luis Martínez, ingeniero en sistemas automotrices del Instituto Politécnico Nacional, quien fue entrevistado por el portal especializado en autos Atracción 360, quien explica cómo actuar al momento de detectar estas anomalías.

Este ruido es fácil de escuchar al pasar por un tope o vado aunque, en casos extremos, podremos escucharlo al subirnos al vehículo.

Ver artículo completo AQUÍ