El invierno llegó, y con él, las bajas temperaturas que a medida que se acercan los últimos y principales meses del año, dificultan la visibilidad de los conductores, alteran la textura del pavimento y provocan cambios en el interior de un vehículo.

Es por eso que conducir durante el invierno no es lo mismo que conducir durante el verano.

En el invierno se deben tomar medidas de seguridad más rígidas para fomentar la seguridad vial, y utilizar neumáticos para la nieve y pulir los faros son solo unas de las pocas sugerencias.

“La planificación y el mantenimiento preventivo son importantes durante todo el año, pero especialmente cuando se trata de conducir en invierno”, explica la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA), cuya misión es “salvar vidas, prevenir lesiones, reducir accidentes relacionados con vehículos”.

Aquí te compartimos datos de la Agencia para conducir seguro en temporadas de frío.

Llevar a cabo los servicios rutinarios de mecánica. Los servicios mecánicos son esenciales para detectar problemas y mantener fluidos indispensables como el anticongelante y el aceite en sus niveles adecuados.

Ver artículo completo AQUÍ