¿Hay una guerra en contra de los autos? No exactamente. Más bien, hay una guerra en contra de las emisiones de carbono y el estresante tráfico.

De hecho, cada vez son más la ciudades que están prohibiendo o limitando el acceso a autos en ciertas regiones. ¿Por qué? El incremento de los autos en recientes décadas ha creado un caos en metropolis de los Estados Unidos como Nueva York y Los Ángeles.

Estas ciudades, en la lista de las ciudades más congestionadas del planeta, han experimentado todo tipo de problemas que van desde movilidad hasta accidentes de tránsito y un exceso de contaminación a causa de los millones de vehículos que transitan por las calles de las ciudades a diario.

Es por eso que, así como muchas ciudades en Europa, las mayores metropolis de los Estados Unidos están optando por medidas legislativas para aliviar el congestionamiento de vehículos y ofrecer más opciones de movilidad compartida.

SI bien cada ciudad está agregando más carriles para conductores de bicicletas, tramos para transporte público y car pool lanes para autos con más de un pasajeros y vehículos eléctricos (EVs); ciudades como Nueva York ya está limitando el acceso a autos en calles principales.

Ver artículo completo AQUÍ