Es impresionante la manera en la que Tesla ha innovado en el mercado de los vehículos eléctricos (EVs) y la tecnología autónoma, pero su piloto automático no está listo para ser descuidado o confiado.

El fin de semana pasado, en el estado de Connecticut, un Tesla Model 3 chocó contra una patrulla policiaca que se encontraba parada con las intermitentes encendidas y una luz bengala prendida.

Luego de impactar el vehículo de policía, el Tesla continuó golpeando al automóvil averiado repetidamente.

Los policías se encontraban auxiliando a un auto que se había averiado en la interestatal 95 de ese estado.

El operador del Tesla declaró que tenía su vehículo en modo “piloto automático”, y explicó que los encendió para revisar a su perro que se encontraba en el asiento trasero, explica la policía de Connecticut en Facebook.

Ver artículo completo AQUÍ