Tesla se encuentra ante un proceso de investigación bastante engorroso, pues 127 clientes de la marca afirman que sus autos tienen un error en el sistema que genera una aceleración repentina e involuntaria.

Este hecho ya lo está investigando la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA) en Estados Unidos, pues al tratarse de más de cien quejas, Tesla podría estar involucrado en un fallo grave de sus vehículos., en los cuales 110 de las 127 quejas han declarado tener accidentes y lesiones derivados de la falla.

De acuerdo con el portal El imparcial, el pasado 19 de diciembre de 2019, la Oficina de Investigación (ODI) recibió una solicitud por correo electrónico solicitando una investigación sobre una supuesta aceleración inesperada y repentina en los Model S, X y 3 de Tesla fabricados entre 2013 y 2019. En apoyo a la solicitud, la petición citó 127 quejas de consumidores a NHTSA que involucran 123 vehículos únicos.

La ODI evaluará los argumentos para determinar si la petición debe otorgarse o denegarse. Si se concede la petición, ODI abrirá una investigación de defectos; si la petición es denegada, ODI publicará un aviso en el Registro Federal.

La aceleración en los autos de manera involuntaria o repentina sin intervención del conductor,se deriva de un mal funcionamiento de fábrica, en casos similares pasados, Tesla había explicado que el registro del automóvil mostraba que la fallas se derivaba de un error del usuario, debido a una aplicación incorrecta del pedal.

Ver artículo completo AQUÍ