Es un gran error pensar que los neumáticos convencionales estén diseñados para cualquier temporada del año, ya que cuando la temperatura llega a grados de congelación, las ventajas de tener neumáticos de invierno hacen que el costo y los esfuerzos adicionales valgan la pena.

Y es que la tecnología de neumáticos de invierno ha avanzado mucho en las últimas décadas.

Los primeros neumáticos de nieve tenían crestas que actuaban como palas arañando la nieve. Pero los cambios han sido grandes, los calificamos en tres áreas.

Avance rápido, y la tecnología de neumáticos de invierno ha avanzado en tres áreas clave:

El espacio que existe entre los gajos permite que la nieve se comprima dentro del neumático, el espacio vacío permite que el neumático de invierno mueva la nieve, proporcionando un mejor contacto con la superficie de la carretera.

El dibujo de un neumático de invierno tiene pequeñas hendiduras en una configuración especial llamada sipes. Estos surcos se abren cuando el neumático entra en contacto con la nieve y crean un borde más penetrante.

Ver artículo completo AQUÍ